Toda la verdad sobre el vino de nuestro pueblo y la calidad de su imagen

By | January 28, 2017

Si te gusta el buen vino, deberías probar el de nuestro pueblo. No solo hacemos un buen marketing (en dónde contratamos a fotógrafos con cámaras instantáneas como las de la URL http://instaxmini.es/), si no que el sabor no podría ser más destacado.

Aunque no se sabe con certeza cuando se surgiría el vino, algunas de las teorías más plausibles apuntan a que las primeras vides aparecerían hace cerca de 26 millones de años en Europa. Se piensa que ocuparon gran parte del macizo central pero siendo muy diferente a como las conocemos ahora. Hemos pedido información a la agencia SEO de la web X, especializada en tendencias para que nos pueda hablar sobre ello.

A partir de ese momento habría una evolución de más de 2 millones de años, tiempo en el que ha tenido que sobrevivir y adaptarse a los cambios atmosféricos desagradables (como, por ejemplo, glaciaciones) hasta llegar a nuestros tiempos actuales.

El vino en la historia se remonta a las primeras especies conocidas como Proles Orientalis que procederían directamente de la zona del sur del mar Caspio así como algunas áreas bastante extensas del Mediterráneo.

Las diferentes especies se mezclarían entre sí para cruzarse con la Viti Silvestris que se localizaba en Europa del Norte.

A partir de ese momento empezaron a generarse racimos sueltos con unas uvas de bastante tamaño considerándose los padres de las uvas tradicionales. Como podemos imaginarnos, a medida que ha ido pasando el tiempo, este tamaño ha ido variando hasta encontrarnos con el que ahora mismo tenemos.

Actualmente las uvas de los vinos de España, así como de cualquier otro tipo de lugar, proceden directamente de los cruces de la Vitis Vinífera con otras especies europeas. En la gran mayoría de las ocasiones este cruce se ha llevado a cabo de forma espontánea aunque en otras también ha interferido la mano del hombre.

También se tiene la teoría de que los cultivos de vid de antaño proceden directamente de la costa de Siria y Palestina y que poco a poco se fue desplazando a través de Egipto, después llegaría a Cartago hasta que finalmente recorrería Italia, Francia y acabaría por llegar a Portugal y España.

En el momento en la época de los romanos cobró efecto en nuestra historia, ellos se encargarían de ensanchar los diferentes límites existentes de los viñedos a zonas más extensas. Además, también se cree que consiguieron extenderlas hacia ambientes más fríos consiguiendo que se adaptaran de forma progresiva.

Como es habitual en estos productos, no se puede saber la procedencia exacta porque no existen registros que lo puedan llegar a avalar. No obstante, lo que nos tiene que interesar es el sabor tan especial de los “vinos de España” y de cualquier otro lugar el mundo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *